Valeria Pirulli, UK & IT Traveller Care Specialist, HomeAway

“Desde siempre en mi casa en Italia, mi madre ha usado agua de rosas para todo, es muy típico en Italia. Pasa de generación en generación, a mi madre se lo enseñó la suya y a mí posteriormente la mía. Yo lo he usado durante mucho tiempo como tónico facial; tiene numerosas propiedades anti-inflamatorias y ayuda a combatir el acné, dermatitis y eczema, pero también es un limpiador facial sensacional.”